2016 ha sido el año de Salud Esperanza, un proyecto de nace con vocación de continuïdad. Salud Esperanza es un programa pensado para orientar a los migrantes que eligen España como país de destino y ofrecerles información integral y orientación en el ámbito administrativo, el cuidado de la salud y la gestión de las emociones.

Ha sido desarrollado por la ONG Teléfono de la Esperanza, que aporta su experiencia en el terreno emocional, y por Salud Entre Culturas, del que se nutre en el ámbito socio sanitario. Está financiado por Obra Social La Caixa.

La directora técnica del Teléfono de la Esperanza de Madrid, Isabel Ponce, explica que la idea de desarrollar el proyecto salud esperanza surge a partir de la necesidad de “intercambiar formación sobre gestión de las emociones y prevención de enfermedades infecciosas” entre los voluntarios y psicologos que realizan escuchas activas en el Teléfono de la Esperanza y los médicos y personal sociosanitario. Todos ellos tienen en común un trato habitual con inmigrantes que viven en España. Estos talleres se traducen en un trato más empático con los pacientes que acuden a la consulta médica y en un mejor conocimiento de las enfermedades infecciosas que revierte en los numerosos emigrantes que llaman al teléfono de la Esperanza con crisis de soledad, duelo, depresión o ansiedad.

A lo largo del año se han desarrollado diversos talleres tanto en la sede de Salud Entre Culturas ubicada en el hospital Ramón y Cajal de Madrid y la del Teléfono de la Esperanza, en Madrid.

Finalmente, los conocimientos de ambas entidades se han materializado en saludesperanza.org, una web donde los migrantes pueden obtener información integral sobre trámites burocráticos, salud y gestión de las emociones. El sitio web puede consultarse en español, inglés, francés, árabe y chino.

El director técnico de Salud Entre Culturas, Ignacio Peña, subraya que el objetivo es que todas las vertientes del proyecto “desemboquen en “un trato más completo y empático con los inmigrantes”. fondoportadaSE5